CUIDADOS DE LOS MAYORES EN EL DOMICILIO

En España un alto de porcentaje de nuestros mayores necesita ayudas o cuidados en sus domicilios. Estos son muchas veces complicados de realizar por su familia, ya que van desde el aseo personal, la movilización, las tareas domésticas, hacer paseos, estimulación cognitiva, entre otras. Para llevar a cabo estos cuidados es necesario disponer de mucho tiempo y dedicación, algo que muchas familias no lo tienen, ya sea por cuestiones laborales o familiares.

Como otra alternativa nos podemos proponer llevar al asistido a nuestras casas, para eso necesitamos espacio físico este muchas veces compromete en gran medida la comodidad de toda la familia, además de que es un trastorno para el anciano sacarle de su casa y suelen expresar que no les gusta incomodar a su familia.

Lo ideal es quedarnos en casa

Naturalmente las personas mayores están más felices y tranquilos en sus casas. ¿Por qué quedarnos en casa?

  • Estamos en nuestra zona de confort.
  • Estamos rodeados de sus vecinos y amigos.
  • Que al salir de paseo por los alrededores la gente nos pueda reconocer y saludar
  • No incomodamos a nadie
  • Podemos continuar con nuestras rutinas
  • Evitamos cuadros confusionales o trastornos adaptativos

Otra alternativa son las residencias geriátricas. Por una parte, esta opción no solo es buena, sino que en algunas situaciones específicas es la mejor decisión que se puede tomar; siempre que esta sea valorada por un personal técnico especializado. Pero por otra parte hemos sido testigos de que en esta pandemia un porcentaje considerable de la población ingresada en este tipo de instituciones ha sido afectadas demostrando lo vulnerables que pueden llegar a ser.

Llegados a este punto nos preguntamos qué opción reúne los puntos positivos de estas otras. Esta puede llegar de la mano una empresa especializada en el cuidado de mayores como es el caso de Vida sana a domicilio SL, que te ofrecen cuidados en el hogar por personal cualificado, que van desde la ayuda a domicilio, limpieza del hogar, acompañamiento en el hospital.

Fisioterapia a domicilio, medico a domicilio, podología, alimentación diaria a domicilio y servicios que se pueden adaptar a las necesidades de las familias.

Esta variedad de servicios constituye un desahogo importante para los cuidadores que en ocasiones se encuentran muy agotados e incluso algunos de ellos padecen del “síndrome del Cuidador”  situación que le impide muchas veces disfrutar de sus mayores porque apenas queda tiempo para expresar afecto.

En fin, tenemos que mantener a nuestros mayores en sus domicilios, sin sacarlos de sus entornos y exponerlos a nuevas situaciones. Debemos buscar ayuda lo antes posible para no dejar de disfrutar de nuestros mayores.

Como alguien dijo:

“El pasado no puede cambiarse pero el futuro está en tus manos”

Scroll al inicio